Rosa Clara 2013 – Barcelona Bridal Week

Rosa Clará abrió la Barcelona Bridal Week con un desfile teñido por los colores cupcake como el rosa pastel, el verde aguamarina o el azul cielo, unidos en tres líneas diferentes bajo un mismo denominador común: la elegancia y feminidad tan característica de la marca. Vestidos plisados en gasa y tul de seda que consiguen un movimiento vaporoso. Rasos satinados de líneas rectas y faldas de gran caída combinadas con flores y plumas. Variedad de volúmenes intercalando faldas voluminosas con líneas tipo sirena o vestidos cortos. Y, la gran novedad de este año, la aplicación de los tejidos de fantasía sobre los vestidos de novia con flores bordadas de organza. Respecto a los accesorios, estos se combinan en función de los tejidos y del particular estilo de cada modelo, destacando así pendientes con piedras de colores o diademas de la misma tonalidad que los trajes. Mención especial merecen las chaquetas de flores y las estolas de plumas confeccionadas en los mismos colores de la colección, tan años 50 y que siguen siendo tendencia sobre la pasarela. A mí personalmente me encantan, creo que son el complemento perfecto para dar un aire chic a un vestido de novia. Una vez más Rosa Clará no decepcionó a los más fieles a pesar de su arriesgada apuesta al confiar el peso de su imagen en Andrej Péjic, que dotó al desfile de un aire andrógino que pudo gustar o no pero que, con total seguridad, no dejó indiferente a nadie.

visto en: UBO

Anuncios